14 gennaio 2008

La tragica antenna di Kevin

Otto anni e una passione per la radio. Forse a Kevin Saldivia mancava una sola cosa: i pochi soldi per permettersi una radiolina decente e ascoltare quelle voci, di sera. Gli sarebbe bastato questo per addormentarsi felice nella baracca del quartiere povero a San Carlos di Bariloche, nella Patagonia argentina. E invece chi vive nel barrio di Nahuel Hué si deve arrangiare come può. Kevin si era arrangiato attaccando una antenna di fortuna al vecchio radioregistratore di cui disponeva. Peccato che l'antenna doveva essere collegata allo chassis e lo chassis alla tensione della presa elettrica. "Tanto le gustaba escuchar la radio que él mismo la había arreglado y le había puesto la antena," racconta commossa Iris Miñoz, la direttrice del comedor Gotitas de Esfuerzo (da solo il nome stringe il cuore), il centro comunitario con mensa, dove il ragazzino andava a mangiare, studiare e a dare una mano, insieme a tutta la sua famiglia. Una vita precaria, dove persino ascoltare la radio è un regalo ambito.
Iris voleva far presente la situazione alla compagnia elettrica CEB, segnalando le numerose abitazioni della zona prive di contatore e salvavita. Ma Kevin ha toccato l'antenna della sua amata radio, come facciamo tutti per cercare di migliorare la ricezione, ed è rimasto fulminato sul colpo. Lo ha trovato il fratello, per terra, la sera tardi di sabato scorso, e la polizia ha pure sospettato dei disperati genitori.
Là fuori, lontani dalle preoccupazioni sul miglior sistema di radio digitale da adottare, si muore così, a otto anni. Solo perché sei povero e hai uno straccio di passione.

Menor murió electrocutado al tocar una radio

Un chico de ocho años murió electrocutado en Bariloche al tocar la antena de una radio que se encontraba en condiciones precarias y la tragedia conmocionó a los humildes barrios Nahuel Hue y Malvinas

Iris Miñoz, directora del comedor y centro comunitario "Gotitas de Esfuerzo", dijo que "el dolor embarga al centro" ya que "tanto el niño fallecido Kevin Esteban Nicolás Saldivia como sus padres y tios tienen una estrecha relación con el centro comunitario".
Miñoz relató que Kevin recibió una brutal descarga eléctrica al tocar la antena de la radio, que encendía todas las noches para dormirse. El cuerpo del menor fue encontrado en el suelo alrededor de las 23,30 del sábado por su hermano Johnny, quien dio aviso a sus padres. El chico fue trasladado inmediatamente al hospital, pero la descarga fue fulminante y los médicos no pudieron hacer nada por revivirlo.
"Tanto le gustaba escuchar la radio que él mismo la había arreglado y le había puesto la antena. Fue terrible para todos y encima de la tragedia sus padres tuvieron que pasarse toda la noche declarando, como sospechosos. Es un dolor tremendo", afirmó la mujer.
Kevin concurría a diario al comedor para asistir a cursos de capacitación en distintas especialidades, además de recibir clases de apoyo de inglés. Su madre Jana Saldivia y el esposo Javier García trabajan en el centro comunitario en distintas tareas y su tía Soledad Saldivia es una estrecha colaboradora del proyecto "Banquito de la buena fe", organizado por el gobierno nacional para entregar créditos de hasta 500 pesos a los vecinos.
"El sábado Kevin estuvo acá hasta la una del mediodía, vino con sus papás a ayudar en el acopio y clasificación de ropa que hacemos todos los fines de semana", señaló. Lamentó no haber podido poner en marcha antes una campaña encarada tiempo atrás para proveer de disyuntores eléctricos a las casas del barrio. "Siempre aparecían otras prioridades y ahora nos damos cuenta que esa era la prioridad", sostuvo.
En ese sentido cuestionó a la Cooperativa de Electricidad Bariloche (CEB) que "es una empresa grande y no colabora con la seguridad de sus propios socios. Y la gente vive en una precariedad absoluta, con conexiones eléctricas que ni siquiera tienen cinta aisladora". El chico fue velado en la iglesia Evangélica del barrio Nahuel Hue y será enterrado esta tarde en el cementerio municipal local.
(da Diario Hoy)


1 commento:

maurizio ha detto...

il progetto OLPC vuole portare un pc ad ogni bimbo povero del mondo, sarebbe interessante sapere se c'e' qualche iniziativa simile che voglia piu' banalmente portare una semplice radiolina (ok, non digitale) a chi non si puo' permettere nemmeno quella (anche la radio e' un mezzo per diffondere il sapere, no ?)