05 gennaio 2008

Baviera prima di Marconi?

Esce in Spagna una monumentale (1148 pagine!) opera di Ángel Faus Belau sulla storia della radio spagnola dal 1896 al 1977. Dev'essere un volume straordinario e documentatissimo sulle vicende di una nazione europea molto innovativa in questo settore. Ancora oggi, la Spagna vanta un panorama radiofonico molto più vitale e affollato che altrove, anche perché il fenomeno della radio commerciale, a dispetto degli anni pionieristici condizionati dal franquismo, ha preso piede immediatamente.
L'opera del professor Faus farà discutere gli appassionati di Marconi perché nel suo libro viene reiterata la candidatura del comandante Julio Cervera Baviera ad autentico padre della radiofonia. Ecco il comunicato stampa sulla pubblicazione, seguita da una breve intervista all'autore apparsa recentemente da El Pais. Il giornalista e blogger di Ibiza Mariano Planells aveva pubblicato un anno fa una prima anticipazione.

La Universidad de Navarra edita "La radio en España (1896-1977)"

La obra, publicada por Taurus, compila las investigaciones realizadas por el profesor de la Universidad de Navarra Ángel Faus durante seis años.

Nacional, 19/12/2007 Universia.— “A todos los profesionales y oyentes que construyen la historia de la radio española cada día desde hace 90 años”. Con esta dedicatoria arranca Ángel Faus Belau, profesor honorario de la Universidad de Navarra, su último libro “La radio en España (1896 – 1977)”, publicada por la editorial Taurus, y que ha sido presentado hoy en la Facultad de Comunicación en presencia del propio autor, la decana Mª Teresa La Porte y el profesor José Javier Sánchez Aranda.
El libro es una investigación respaldada por más de 8.000 documentos seleccionados de entre un total de 37.000 obtenidos en los archivos históricos españoles. El autor ha consultado más de 50 archivos y bibliotecas, además de una veintena de colecciones completas de publicaciones periódicas nacionales e internacionales.
Cada página de la obra está apoyada por más de 4.000 notas documentales y por la reproducción de muchos de los documentos originales. Se trata de un trabajo que aspira a convertirse en la obra de referencia indispensable para comprender el origen de la radio en el mundo y la historia de la radio española.
Con este trabajo, Ángel Faus ha querido “poner sillares a la historia de la radio en España”, que responde a la “intranquilidad” que le surgía al académico al leer los pocos manuales publicados sobre la materia, en los que, durante su época docente, encontró múltiples “fallos”.
En la presentación del libro, la decana elogió la trayectoria profesional de Faus, de quien recordó que fue el primer doctor en Ciencias de la Información de España y destaca por combinar “la enseñanza profunda de un medio con la enseñanza práctica”. Por su parte, Sánchez Aranda subrayó la capacidad de Ángel Faus para “buscar la verdad y no detenerse ante los obstáculos que se presentan a todo historiador de la radio”.

Una obra de referencia

El volumen parte de los orígenes mismos de la telegrafía sin hilos, y demuestra que, en 1902, el valenciano Julio Cervera Baviera descubrió lo que hoy denominamos radio, casi 14 años antes de que Marconi obtuviera resultados positivos en sus trabajos. De entre la documentación investigada también se extrae que la primera emisora regular es Radio Madrid -sin conexión con la actual-, puesta en marcha por la Asociación de Comerciantes de Madrid.
A esas historias se une el nacimiento de las emisoras locales y el análisis de sus programaciones hasta el 18 de julio de 1936. Ángel Faus se centra en las emisoras que surgen en aquella época y producen una “mutación informativa histórica: la Radio sustituye a la Prensa como fuente de noticias y convierte la contienda civil en la primera guerra por radio”, señala. “En primer plano, el drama humano de los profesionales que, en uno y otro bando, dejan su vida al pie del micrófono”, afirma.
Siguiendo el curso de la historia, Ángel Faus se adentra luego en la compleja recuperación de las emisoras ocupadas, la reconstrucción de Unión Radio, obligada a aceptar otro nombre (SER) y a ofrecer la presidencia del Consejo de Administración al ministro de turno.
“Después nacen las emisoras y cadenas del Movimiento, las parroquiales y llega la consolidación de Radio Nacional… Envolviéndolo todo, la censura: el secuestro de la realidad, la radio sin noticias; un silencio ensordecedor durante casi 40 años. A continuación, surge la radio-espectáculo, la edad de oro del relato radiofónico español en una auténtica democratización de los bienes culturales: ni una obra de nuestra literatura queda sin su versión radiofónica”, concluye.


ENTREVISTA: ÁNGEL FAUS Autor de 'La radio en España (1896-1977)'
"La competencia con la televisión engrandeció a la radio"

JUAN CRUZ - Madrid - 30/12/2007


La radio nació en 1896, cuando Marconi obtuvo la primera licencia, y ahora es una maraña que exhibe como trofeo mayor haberle ganado a la tele la batalla de la supervivencia. Se decía que la tele mataría "a la estrella de la radio", y ésta está más viva que nunca. Lo demuestra Ángel Faus, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, en un libro monumental, de 1.248 páginas, La radio en España (1896-1977), publicado ahora por Taurus. Faus tiene el veneno de la radio inoculado desde que era un niño, y hace cinco años empezó a escribirle este monumento a su pasión.

"La radio se ha adaptado a lo que la sociedad quería de ella"

Pregunta. ¿De dónde le viene el veneno de la radio?
Respuesta. ¡De niño! Mi padre trajo a casa un Phillips con ojo mágico, una maravilla de diseño y un sonido fantástico. Era 1948, y yo tenía cinco años. Para un chaval que sabía de geografía por los libros aquello era extraordinario: en el dial decía Hamburgo, Cuenca, Hilversum, Francia, Madrid... ¡Geografía de las ondas, ahí estaba el mundo, a mi disposición!
P. ¿Y qué fue lo primero que oyó?
R. La Voz de América en español, ¡una balada de Frank Sinatra!, eso es lo que recuerdo. Aquí nadie sabía quién era Frank Sinatra, porque aquí sólo se podían poner canciones en español. ¡El inglés estaba censurado!
P. Y luego usted entró en contacto con la radio.
R. La primera emisora en la que estuve tenía este nombre que hoy sonará fatal: Radio Alerta de la Guardia de Franco, de mi pueblo, Valencia. Hoy es Radio Nacional de España, y está en el mismo sitio donde siempre estuvo, en la calle de Colón.
P. ¿Qué ha hecho que la radio perviva?
R. La sociedad; se la podía haber cargado, pero la radio se ha adaptado a lo que la sociedad quería de ella. Y se ha consolidado gracias a la libertad de información. Sin libertad de información, la radio hoy no sería nada. Y sin tertulias. La nueva época de la radio ha podido con la tele...
P. ...que no la ha podido matar...
R. Porque la radio se constituyó también en un espectáculo, con sus tertulias, con sus grandes informativos. Durante años, la radio fue el único espectáculo en las casas, pero luego vino la televisión. Y, fíjese, yo creo que la radio no perdió la batalla gracias precisamente a la competencia que le planteó la televisión. La engrandeció, compitiendo.
P. ¿Y cuál es el porvenir?
R. Si está al lado de la sociedad, el mejor porvenir: ése es el gran desafío, que siempre sea un medio útil para la sociedad.
P. ¿Y cuándo se tambaleó la radio?
R. Sin duda, en la Segunda Guerra Mundial, cuando Goebbels la reinventó como un instrumento tremendo de propaganda. Sin la radio, el nazismo hubiera sido otra cosa; se mantuvo gracias a los receptores cautivos, que sólo emitían en Alemania y en las zonas ocupadas la información que quería Goebbels. En España imitaron la estrategia, pero se escuchó aquí muchísimo la radio clandestina, y fue un desencadenante del rumor, que es también un instrumento para el que la radio se presta muchísimo.
P. Usted la oía clandestinamente.
R. Claro, con mi padre y con mi madre. Radio París, la BBC, la Pirenaica. Veía a mis padres debajo de la manta, escuchando, y yo decía: "¿Qué estarán haciendo?".
P. ¿Quién marcó la historia de la radio en este país?
R. Antonio Calderón. Antes de la guerra, en 1933, en Unión Radio, que ahora es la SER; inventó la narrativa radiofónica, la publicidad, armó la estructura de lo que luego serían los servicios informativos, el Carrusel... Y luego hubo otros personajes extraordinarios, Bobby Deglané, Raúl Matas, José Luis Pecker, que acaba de fallecer...
P. ¿En qué momento vive la radio?
R. En un momento complicado. Está bien que haya opinión, está bien que haya información; la combinación es buena; pero hay que tener cuidado con descuidar la información. La información es la base de lo que la sociedad quiere de la radio, por lo que ésta no se ha dejado vencer por la tele.

2 commenti:

Enrico Ingenito ha detto...

Vale! Muy bueno!
Non conoscevo questo pezzo di storia, non immaginavo che qualcuno potesse "sovramodulare" il mito di Nonno Guglielmo.
Il mio Spagnolo maccheronico mi ha dato quantomeno il senso del lungo articolo, non vedo l'ora (e spero) che il monumento venga tradotto in Italiano.
Grazie Andrea, come sempre, un po' di buona cultura della Radio dalle tue pagine.

Fabrizio ha detto...

Con Julio Cervera Baviera (che non conoscevo affatto) siamo a cinque!

Come scrive wikipedia nella pagina "history of radio" gli altri sono:
1) Jagadish Chandra Bose
2) Alexander Stepanovich Popov
3) Nikola Tesla
4) Guglielmo Marconi

5 inventori per la radio! Sarebbe interessante ricostruire come ogni Paese o gruppo di Paesi venera un inventore diverso (in Italia si venera Marconi, in Serbia venerano Tesla al punto da metterlo nelle banconote e da dedicargli il maggiore aeroporto, ecc). Posso scommettere che ne uscirà fuori anche un sesto e un settimo :-)